Ashtanga Yoga

El aṣṭāṅga yoga o ashtanga ioga (aṣṭa: ‘ocho’, aṅga: ‘miembro’) es el ‘yoga de las ocho partes’. Fue descrito por el escritor indio Patanyali (probablemente del siglo III a. C.) en su texto clásico Yoga-sutra (‘aforismos sobre yoga’),1​ el libro más antiguo sobre yoga.

  • iama (‘prohibiciones’):
  • ajimsa (‘no violencia’, sensibilidad hacia otros seres).
  • satia (‘veracidad’, no mentir).
  • asteia (‘no robar’).
  • brahmacharia (‘conducta brahmánica’, aunque en la práctica significaba celibato y estudio de los Vedás).
  • aparigraja (‘no apegarse’ al hogar, etc.).
  • niiama (‘preceptos’):
  • shaucha (‘limpieza’ física y mental).
  • santosha (‘completa satisfacción’).
  • tapas (disciplina, ‘consumirse por el calor’).
  • suadiaia (‘recitar [los Vedás en voz baja,] para sí mismo’).
  • íshuara pranidhana (‘ofrecerse al Controlador [Dios]’).
  • asana (‘postura’): la columna vertebral debe mantenerse erecta y el cuerpo estable en una postura cómoda para la meditación. El hatha yoga enfatiza esta etapa.
  • pranaiama (‘control de la respiración’; prāṇa: energía mística presente en el aire respirado; y yama: ‘control’).
  • pratiajara (‘poco comer’, control de los sentidos; prati: ‘poco’; āhāra: ‘comer’; implica el retraimiento de los sentidos de los objetos externos).
  • dharana (‘sostenimiento’; dhara: ‘sostener’; implica la concentración de la mente en un pensamiento).
  • dhiana (‘meditación’).
  • samadhi (‘completa absorción’).

La práctica de Ashtanga yoga

Este tipo de Yoga trabaja la fuerza y sanación del cuerpo, trabaja la respiración y el sistema nervioso. Tiene una secuencia de posturas diseñada para desarrollar nuestros músculos, incrementar nuestra flexibilidad y mejorar el funcionamiento de nuestros órganos internos.

Ashtanga Yoga es una forma de yoga dinámico que considera un cuerpo flexible y saludable como la base para desarrollar espiritual; lo se obtienen con ejercicios dinámicos (asanas), técnicas de respiración (pranayama) y meditación. Se diferencia del otros formas de yoga por el uso del vinyasa (sincronización de la respiración con el movimiento), de la respiración ujjayi (un pranayama), de las bandas (cierres energéticos) y del dristis (miradas) en combinación en la práctica de asanas (posturas). Estos elementos ayudan al practicante a concentrar y aumentar la energía a lo largo de la práctica. El Ashtanga Yoga practicado con una correcta respiración purifica el cuerpo físico, mental y emocional. La Primera Serie (de asanas) no sólo cura el cuerpo físico pero también el espíritu. La permite desarrollar e intensificar la concentración, controlando y purificando el pensamiento. Hecho regular de esta práctica conduce a la alegría, la paz interior y el equilibrio y apoya la auto-transformación y la auto-realización. Patanyali define el ashtanga yoga como el camino hacia la autorrealización del ser.